GENEROSOS
SAUTERNES
 
 

 

 
Fernando de Castilla a contra corriente del mercado tiene un claro objetivo la elaboración de vinos tradicionales de Jerez. Una pequeña bodega de Jerez centrada en producir vinos y brandies de gran calidad e identidad bien definida.

Bodegas Rey Fernando de Castilla recibe su nombre en honor al Rey Fernando de Castilla "El Santo" que conquistó buena parte de Andalucía en el siglo XIII y que descubrió las cualidades excepcionales del suelo y el clima para producir vinos de calidad excepcional. La historia de la bodega empieza con la familia Andrada-Vanderwilde, que tiene larga tradición en la zona y que hace dos siglos ya producían uva y vinos para la elaboración de vinos de Jerez. En 1972, D. Fernando Andrada-Vanderwilde creó la marc a "Fernando de Castilla" con la idea de producir un brandy de calidad excepcional. Más adelante incorporó un Pedro Ximénez excepcional y un Vinagre de Jerez. Estas dos son las líneas de producto más importantes de la bodega cuando Jan Pettersen entra en ella siete años atrás, momento en el que, a causa de la llegada del nuevo accionariado de al bodega, se le ofreció la oportunidad de tomar las riendas del equipo de Rey Fernando de Castilla, como director general y cabeza visible, representando al actual consejo de la bodega.
En Pettersen tenemos a todo un experto del negocio y un buen entendido del jerez, que ya antes de tomar el testigo en Fernando de Castilla trabajó durante 15 años en Bodegas Osborne. En Fernando de Castilla han conseguido, en menos de una década, producir algunos vinos ejemplares, con un producto lleno de dinamismo que no pierde nada de la identidad de clásico que lo distingue.
El núcleo del equipo lo completan Andrés soto y Maribel Vergara. El primero, jerezano enamorado del vino de su tierra, la experiencia es todo un grado en este apasionado, y se deja ver en las catas que dirige en la bodega y por toda la península. Maribel es la joven enóloga encargada de la parte técnica de la bodega. Estas tres personas aúnan una cantidad de experiencia y conocimiento del mundo del vino jerezano difícil de igualar.
Las instalaciones de la calle Jardinillo, en el centro de jerez, son de arquitectura tradicional y funcional. Antes de la llegada de Fernando de Castilla pertenecían en parte a un almacenista jerezano, José Bustamante. Sin embargo las instalaciones datan de 1837 y habían pertenecido a la firma Pedro Domecq.

 
-
Islavinos S.L. | Quatre de novembre,5-2º - D5 | Polígono C´an Valero | 07011 Palma de Mallorca
Tel 971 40 38 68 | Fax: 971 10 46 61 islavinos@islavinos.com