Halen Môn
Sal
Especias

 

 
{Text intro daurat}
Filetes de anchoa

Bonito

Laminas de Bonito

Boquerón, anchoa o bocarte son los nombres más conocidos de este pescado azul, carnoso, graso y sabroso. La tradición de la salazón de la anchoa es antiquísima y data de finales del siglo XIX, cuando el italiano Giovanni Vella Scaliota, admirado por la calidad de la anchoa pescada en el cantábrico, inició en Santoña la industria del salazón utilizando un nuevo método, que consistía en salar la anchoa hasta lograr su maduración y transformarla en filetes mediante un procedimiento manual y natural que se ha mantenido hasta nuestros días.  

La elaboración de los filetes de anchoa para su posterior conservación en lata es una delicada y esmerada labor artesanal. Una vez recibido el pescado en la conservera, comienza el largo proceso de elaboración que comienza con el salado y posterior prensado. Una vez efectuado el prensado es preciso dejar madurar las anchoas durante cuatro o cinco meses a una temperatura que oscila entre los 18 y los 25 ºC, hasta que toman el color y aroma apropiados.  Tras esta maduración, se filetean una a una de forma totalmente manual. La anchoa, considerada uno de los pescados azules más conocidos, resulta verdaderamente saludable desde el punto de vista alimenticio. Es sumamente importante recordar que las anchoas son una semi-conserva, es decir, a diferencia de otras conservas, no se someten a un proceso de esterilización porque el calor las destrozaría y su maduración prosigue en la lata. Por esta razón, es necesario almacenarlas hasta su utilización en lugares muy frescos o en el frigorífico, entre 4 y 16 grados, y consumirlas en un tiempo no superior a los 8-12 meses desde su fecha de fabricación.

 

 

 

 

-
Islavinos S.L. | Quatre de novembre,5-2º - D5 | Polígono C´an Valero | 07011 Palma de Mallorca
Tel 971 40 38 68 | Fax: 971 10 46 61 islavinos@islavinos.com