ACEITES Y VINAGRES
Pedroni (Módena)

 

     
¿Como usar el Aceto Balsámico Tradizionale di Módena?
     

 

  SUGERENCIAS PARA EL EMPLEO DEL VINAGRE BALSÁMICO
TRADICIONAL DE MODENA.

El Vinagre balsámico tradicional de Módena es tenaz e "individualista" por vocación y selección precisa. La mejor forma de conocerlo es probarlo con la punta de una cuchara para percibir cada vez la armonía y la plenitud de su sabor junto con el componente fuerte que lo identifica. Después de esta constatación se escoge como usarlo, por ejemplo, en una escalope o en una ensalada fresca. Existen, en todas formas. "normas" dictadas y aconsejadas por la experiencia de mas de cien años de empleo que define el "balsámico" como uno entre los últimos ingredientes nombrados en la secuencia prevista para la preparación gastronómica (obviamente exceptuando el condimento de la verdura cruda).
A tal propósito recordamos la secuencia óptima de los ingredientes necesarios para condimentar: sal, vinagre balsámico y aceite. A causa de la exclusividad de este Vinagre prevale la tendencia a un utilizo a veces excesivamente escaso. No se debe olvidar que la cantidad necesaria se calcula en forma aproximada empleando como unidad de medida una cucharada (escasa) por persona. En casos especiales, la sensibilidad y la experiencia personal del cocinero con el condimento, determinará la cantidad más adecuada. En los alimentos cocinados el `` balsámico" debe añadirse solo pocos instantes antes de quitar la comida del hornillo en forma tal que exista el tiempo necesario para transmitir el sabor a la comida evitando que evapore su extraordinario aroma y su inconfundible "bouquet". En el caso de segundos platos calientes servidos directamente en el plato aconsejamos añadir el "balsámico" poco antes de servir, distribuyendo el néctar en forma uniforme.
El Vinagre balsámico, en su continua evolución, presenta diferentes etapas de “maduración” y "envejecimiento" con consiguientes características diferentes.
Cuando su ancianidad supera el cuarto de siglo pueden apreciarse en forma manifiesta y evidente sus características: su consistencia almibarada, su sabor agridulce bien equilibrado y sus aterciopelados matices en perfecta armonía con las especiales e inimitables características olfativas propias del producto, tal y como ha sido definido por los Maestros del Paladar.

Este producto es un verdadero milagro de la naturaleza que debe emplearse con extrema atención.
Casi con devoción, se puede saborear y apreciar al final de la comida, solo. El "balsámico tradicional" debe conservarse en recipientes de vidrio. Conservado dentro de una botella no requiere especiales precauciones, es suficiente cerrarla con atención - no es necesario que el cierre sea hermético - colocarla lejos de sustancias que emanan perfumes especiales o fuertes olores que puedan contaminarlo.


     
     
     
     
     
     

 

-
Islavinos S.L. | Quatre de novembre,5-2º - D5 | Polígono C´an Valero | 07011 Palma de Mallorca
Tel 971 40 38 68 | Fax: 971 10 46 61 islavinos@islavinos.com