ESPIRITUOSOS

   

En 1625, Maria Enriqueta, hermana de Luis XIII, se fue a Londres para casarse con Carlos I, Rey de Inglaterra. Un joven de Saintonge les acompañaba, como jefe de cámara, era Nicolás DELAMAIN.
Decidió quedarse en esta ciudad, mucho más hospitalaria, (debido a su religión protestante) que en la Francia de entonces, fue ennoblecido en 1639, estableciéndose en Irlanda donde logró ser procurador-general.
Después en Dublín, un siglo más tarde, uno de sus descendientes, Enrique DELAMAIN, adquirió una gran celebridad en la alfarería de arte, mientras que su hermano, Guillermo, por su parte ocupó el cargo de Secretario de esta misma ciudad.

En 1759, el hijo de este último, Jaime DELAMAIN, regresó al país de sus antepasados, casándose con la hija de Isaac Ranson, el cual tenía un negocio de aguardientes de Cognac, desde principios del siglo XVII, se asociaron en 1763 bajo la razón social "RANSON & DELAMAIN". Durante los turbios tiempos de la Revolución y guerras Napoleónicas, la pequeña falange de casas exportadoras de COGNAC & JARNAC intentaron, a pesar de los sombríos días del bloqueo Continental, mantener de la mejor forma posible sus relaciones con la clientela extranjera.
La paz volvió y hubo una explosión de registro de marcas hacia 1820 indicando la llegada de tiempos más tranquilos. De esta forma en 1824, Enrique DELAMAIN nieto de Jaime se asoció con sus primos ROULLET -igualmente descendientes de una vieja familia del país y que desde 1745 se dedicaba al comercio de los aguardientes de Cognac- y fundaron la Maison ROULLET & DELAMIAN, la cual continuó durante cuatro generaciones, bajo esta razón social conjunta en Jarnac. En 1920, la familia DELAMAIN quedó como única propietaria de la vieja Maison y la razón social cambió a Delamain & Co.

De esta forma la MAISON DELAMAIN extiende sus raíces a los orígenes más profundos y auténticos del comercio del Cognac. Familia y Maison DELAMAIN no hacen sino demostrar desde siempre un sentido muy agudo del humanismo y un placer natural hacia la cultura y el pensamiento de tal forma que los últimos responsables de la Maison, Jaime Delamain fue un brillante ornitólogo e introductor en Francia de la ornitología moderna y del estudio de la naturaleza. Escribió muchos libros célebres sobre la vida de las aves, por los cuales fue distinguido por la Academia Francesa. Roberto, su hermano, confirmó su conocimiento profundo de todo lo referente al País del Cognac y lo reflejó en los bellos libros "JARNAC A TRAVES DE LOS AÑOS" y principalmente su "HISTORIA DEL COGNAC" que es todavía libro de consulta para entendidos y aficionados.
Después Juan DELAMAIN, hijo de Jaime DELAMAIN, botánico, especialista europeo por sus orquídeas, de las cuales muchos híbridos llevan su nombre.

Los DELAMAIN han partido siempre de la simple idea que la obra bien hecha, forma parte del orden natural de las cosas.
Fieles a herencia familiar. Alain BRAASTAD - DELAMAIN dirige hoy la Maison juntamente con su primo Patrick PEYRELONGUE, también nieto de un DELAMAIN. Con estos precedentes, dirigen personalmente todas las operaciones, compra de aguardientes, crianza, composición y mezcla de los cognacs. No pretenden hacer productos a la moda sino la sola idea de permanecer fieles al espíritu "Maison", buscando que los grandes catadores de todo el mundo convengan sobre la característica ejemplar del estilo "DELAMAIN". Uno de ellos, Nicolás FAITH, en su libro "COGNAC" a escrito el testimonio de una frase lapidaria: "DELAMAIN, es el standard de calidad por el cual todos los demás cognacs serán juzgados".


DELAMAIN, LA DIFERENCIA

Estas son las características de la Maison DELAMAIN:
- Uno de los más antiguos nombres de Cognac
- Una de las últimas casas familiares e independientes de esta región.
- La casa más especializada, en los más viejos y mejores Grande Champagne de Cognac

La instalación en Jarnac, hace más de dos siglos, de la familia DELAMAIN, como continuación de los antiguos negocios de RANSON, representan quince generaciones de negociantes, que se han sucedido sin discontinuidad.
Frente a los "gigantes" del Cognac, DELAMAIN es una bodega modesta, casi artesanal, pero no obstante muy respetada tanto en Cognac como fuera, y considerar como uno de los grandes entre los grandes, estando sus productos orgullosamente presentes en las mejores mesas de toda el mundo. El estilo DELAMAIN tiene sus fieles adeptos entre todos los entendidos del Cognac y bastantes de ellos, son los que lo califican de "Cognac de referencia".


LA RAZON DE LA DIFERENCIA

El Espíritu DELAMAIN
- Nuestra concepción del Cognac descansa en el respeto a la pureza de su origen, los componentes naturales y humanos que influyen en su nacimiento y su desarrollo.
- DELAMAIN no busca impresionar, pero si simplemente (y muy difícilmente) a transmitir la quinta esencia del Cognac, en toda su pureza y magistral realidad.
- Nuestra tendencia perfeccionista y todas las consecuencias que de ella se derivan, nos conduce al concepto de producción limitada, o sea a sobreponer la calidad a la cantidad.
- Los Cognacs DELAMAIN proceden de una ética y no de un marketing.
- DELAMAIN rehúsa sacrificarse a las modas o a los gustos del momento, para aumentar la clientela, si estos no son los nuestros.
- La selectividad inherente a la calidad de nuestros aprovisionamientos y a la longevidad de las reservas, explica nuestro carácter artesanal, al mismo tiempo que el nivel elevadísimo de nuestra gama de Cognacs.
- DELAMAIN se limita exclusivamente a la categoría muy estrecha de los Cognacs de gama alta, los cuales no representan sino un 10% de la producción total del Cognac.


DELAMAIN, una forma de hacer

- Nuestro concepto perfeccionista no puede ser realidad sino es en el mejor Cru de Cognac, la Grande Champagne y de la que nos proveemos de las mejores fincas.
- Ningún Contrato, todas las compras se efectúan después de una degustación selectiva, incluso con las compras se efectúan después de una degustación selectiva, incluso con las casas que destilan y envejecen sus Cognacs, siguiendo nuestras orientaciones, desde hace más de un siglo.
- Nuestro método de elaboración procede de nuestra voluntad de proteger a toda costa la pureza original del aguardiente y en la que se equilibren todos los elementos de un gran Cognac.
- DELAMAIN evita todo lo que pueda "trastornar " el aguardiente en el transcurso de su envejecimiento.
- Nos hemos prohibido el uso de toneles nuevos, para evitar toda aportación excesiva de taninos, que contribuyan a endurecer el aguardiente y a deteriorar su sutileza original.
- Nuestros Cognacs permanecen en viejas barricas de roble (llamadas roix) lo que implica un prolongado envejecimiento, superior a las prácticas normales.
- El envejecimiento de nuestros Cognacs, se efectúa en las condiciones higronométricas ideales, de las viejas bodegas situadas cerca de Charente.
- Para la delicada "operación" de la reducción, no economizamos las precauciones, utilizamos los "faibles" o sea viejos Cognacs con un grado alcohólico muy bajo (15º) y lo introducimos suavemente en la barrica, de forma que se evite el riesgo de "romper" el aguardiente. Nuestros competidores, efectúan normalmente la reducción alcohólica utilizando simplemente agua destilada.
- Delamain hace envejecer cada Cognac individualmente, antes del "blended". De esta forma, evitamos casar dos aguardientes de estilos y graduación diferente.
- No juntamos sino Cognacs de una edad parecida: un aguardiente joven mezclado con uno muy viejo, lo "trastorna" en perjuicio de la calidad final del producto.
- Después de juntarlos, el "blended" permanece todavía dos años en barrica, para obtener una armonía perfecta antes del embotellado.
- DELAMAIN se ha prohibido engañar con el tiempo, pues éste es un factor irreemplazable en los Cognacs de alta calidad.
- Cuidar cada detalle: Delamain a hecho de esto un principio, un principio que a conducido hasta lavar cada botella con Cognac, ha comprobarla después de llenarla, a etiquetarla a mano...

PRODUCTOS

Cualquiera que sea su edad, todos los Cognacs DELAMAIN se distinguen por su ligereza, frescor y una diáfana pureza que tiene el sorprendente poder de remarcar todavía más la riqueza, la amplitud y la complejidad de su boquete.

El sabor a "madera" no es una cualidad originaria del aguardiente sino un vestido artificial, más o menos pronunciado y conseguido, como resultado de la utilización de barricas de roble nuevo. Los Cognacs de Grande Champagne DELAMAIN se envejecen en barricas viejas, en las cuales es posible conseguir la verdad originaria del aguardiente.

Los Cognacs DELAMAIN tienen un color ambarino natural, muy claro, luminoso, a menudo mucho más pálido que la de otros Cognacs que se dicen "tradicionales".

     

 

 


 

 

-
Islavinos S.L. | Quatre de novembre,5-2º - D5 | Polígono C´an Valero | 07011 Palma de Mallorca
Tel 971 40 38 68 | Fax: 971 10 46 61 islavinos@islavinos.com