ESPIRITUOSOS
     
Ron, Rhum, Run, saccharum
     
La transformación de la caña de azúcar es la herencia de técnicas milenarias, desde que los soldados de Alejandro Magno, cuatro siglos antes de nuestra era, produjeran "miel de caña" por evaporación en caliente de jugo de caña siguiendo un procedimiento que les llegó de Bengala.
Sin embargo, el refinado para producir el azúcar no ve la luz hasta 1470 en Venecia, y para su introducción en las Antillas habrá que esperar hasta mediados del siglo XVI.
 

História del Ron
Su origen sigue siendo aún misterioso: habría nacido en Barbados, Santo Domingo o Jamaica, sin que ningún autor pueda dilucidar esta cuestión. Hasta su nombre nos deja en la incertidumbre: rum, escrito en ortografía inglesa, ¿sería realmente una expresión abreviada de rumbellion, “gran bullicio”, como el que sabían montar los que abusaban del aguardiente de caña?
Hasta finales del XIX el ron se elaboraba únicamente a partir de melazas; no era entonces sino un subproducto de la fabricación del azúcar. Pero en las Antillas francesas, hacia 1890, ciertos productores tuvieron la idea de destilar directamente zumo de caña: había nacido así el ron agrícola.
Si hoy día el ron industrial es el alcohol blanco más consumido en el mundo, el ron agrícola, y particularmente el de Martinica, se distingue por sus aromas y perfumes incomparables, cualidades que le han permitido obtener la etiqueta de Denominación de Origen Controlada, elevándolo al nivel de Cognac, Armagnac y demás licores nobles.

Los factores de Calidad
La caña

La caña es sin duda, uno de los elementos de mayor importancia en la calidad del ron. En los nudos de su tronco, que puede llegar a medir hasta cinco metros de altura, se almacena la sacarosa, su componente más preciado.
Los criterios industriales en la elección de la variedad de caña son relativos al azúcar: un vegetal lo más rico posible en sacarosa, con un mínimo de otros componentes – no azucares –. Sin embargo, estos mismos elementos no azucares – minerales, vitaminas nitrógeno,…– constituyen un factor importante en la eficiencia fermentativa de las levaduras y en la formación de productos secundarios aromáticos.
Por esta razón los rones de la Martinica son tan apreciados, puesto que el ron no es un subproducto del azúcar y por lo tanto el tipo de caña es el más indicado para conseguir un ron de gran aroma y sabor, sin que sea necesaria la adición de azúcar o caramelo.

La fermentación
Además de la materia prima utilizada, hay muchos otros factores que influyen en la calidad del ron y evidentemente en su precio. En primer lugar está la fermentación, en la cual el tipo de levaduras es fundamental; se pueden utilizar levaduras naturales u obtenidas en el laboratorio; evidentemente estas últimas proporcionan un mayor rendimiento.
Existe también otro método que consiste en utilizar el residuo de las destilaciones anteriores, éste sistema le proporciona al ron un sabor y aroma muy particular, consiguiendo un carácter específico que con el tiempo se convierte en el estilo de una casa.

La destilación
Otro factor capital es la destilación. El alambique puede ser de columna o de “pot”. El alambique “pot” permite obtener la fracción perfecta si es manejado con destreza. En cambio el resultado de un alambique de columna es más constante, y su rendimiento es más elevado. La columna es el sistema habitual en el ron del Caribe y puede producir rones de excelente calidad, pero debe de usarse con prudencia.

La crianza
Por último y no por ello menos importante, nos encontramos con la crianza, donde los distintos tipos de roble y el tiempo, acaban de redondear el trabajo. Los rones de la Martinica son los únicos que forman parte de una Denominación de Origen Controlada, y que por tanto poseen un sistema de control y obligaciones en este sentido.
Los años de crianza que aparecen en la etiqueta han de ser obligatoriamente cumplidos en su totalidad, correspondiendo el número de años al ron más joven que haya en la mezcla.

El ron ha sido la bebida del caribe desde el siglo XVI, cuando la caña de azúcar fue llevada allí por los españoles a sus colonias en la Indias Americanas.
Existen dos tipos de Ron: Ron industrial y Ron agrícola.
El Ron industrial procede de la destilación de la melaza, un subproducto de la caña que queda tras la extracción del azúcar, objetivo principal de las plantaciones. Una vez destilado se le puede añadir caramelo si se busca elaborar un ron dulce.
El Ron agrícola, producido exclusivamente en las Antillas Francesas, es obtenido de la destilación del zumo de la caña de azúcar.


     
     
     
     
     
     

 

-
Islavinos S.L. | Quatre de novembre,5-2º - D5 | Polígono C´an Valero | 07011 Palma de Mallorca
Tel 971 40 38 68 | Fax: 971 10 46 61 islavinos@islavinos.com